Si bien en mi artículo anterior hice una breve definición del concepto de Blockchain (cadena de
bloques), considero necesaria ampliar la misma para mayor entendimiento. Para efectos prácticos,
la tecnología Blockchain consiste en una base de datos descentralizada que almacena un registro –
contabilidad digital-de activos y transacciones a través de una red peer-to-peer (entre pares). Es
decir, es un registro público en el cual se consigna quién posee qué y quién tramita qué. Las
transacciones se protegen a través de criptografía y, con el tiempo, el historial o registro de éstas
se almacena en “bloques de datos” que se enlazan entre sí y se replican en cada computadora que
utiliza la red, creando así un registro inmutable e imborrable de todas las actividades efectuadas a
través de la red de Blockchain.
Blockchain no es una aplicación, tampoco una empresa. Creo que la forma más sencilla para
entender el concepto es comparándolo con Wikipedia. En Wikipedia podemos ver todo. Su
información es compuesta, cambia y se actualiza constantemente. También es posible rastrear los
cambios a la información en el transcurso del tiempo. Blockchain consiente todo lo dicho. Su
tecnología permite almacenar la historia de creación, custodia, modificación, propiedad, ubicación
de activos como criptomonedas, pero también otros activos digitales como un título de propiedad,
un certificado de cualquier índole, un contrato, información personal identificable, entre otra. Por
supuesto, hay más detalles técnicos en lo que refiere a la cadena de bloques, pero en esencia, es
un registro público que almacena las transacciones en una red y se replica para que sea muy
seguro y difícil de manipular.
Esta tecnología es disruptiva y tiene la habilidad de alterar la forma como se practica el Derecho en
la actualidad. A continuación les doy algunos ejemplos de su aplicación y su gran impacto en el
mundo del Derecho:
a) Derechos de propiedad: Hoy en día, para acceder a la información de la propiedad de un
inmueble, es necesario acudir a la respectiva Notaria y sumergirse en montones de libros para
encontrar los títulos en papel. Para registrar cualquier información, es necesario acudir al puño y
letra de los interesados y la información se consigna en papel Inclusive, cuando las oficinas
realizan la transición para pasar a la tecnología digital, sigue prevaleciendo el papel. Peor aún, en
muchas ocasiones se extravía la información o se destruye.
La tecnología Blockchain, con su función inherente de seguridad y seguimiento digital, es un
método efectivo y seguro para almacenar los títulos y datos necesarios para ejercer los derechos
de propiedad, pues, además de permitir a las autoridades y particulares acceder a la información
desde cualquier lugar del mundo, con plena certeza que lo consignado es real y que no se ha visto
modificado ni mucho menos extraviado, concibe la posibilidad de realizar modificaciones
requeridas a distancia sin necesidad de trámites dispendiosos e innecesarios. Ello permitiría mayor
rapidez en los trámites relativos a los derechos de propiedad, ahorraría espacio de
almacenamiento físico y, más importante aún, prevendría la pérdida de los títulos pertinentes.
b) Derechos de propiedad intelectual: La ley ha tenido problemas cuando se trata de proteger la
propiedad intelectual en la era digital, incluidos archivos de imágenes, audio y video, así como
diseños y símbolos. Los artistas y músicos intentan proteger su trabajo, pero con demasiada
frecuencia se usa sin su permiso, y los derechos de autor no se pagan.
El uso de Blockchain como registro de los derechos de propiedad intelectual puede ayudar a dar
claridad de los autores, propietarios y usuarios en esta materia. Al registrar sus obras en un
blockchain, los autores adquirirían evidencia a nivel nacional y transnacional de la propiedad, la
cual sería libre de manipulaciones e inmutable. Ello permitiría que las autoridades judiciales e
interesados pudieran ver la cadena completa de propiedad de una obra, incluida las licencias,
sublicencias y demás información relevante.

c) Notarios: Actualmente, los notarios tienen como función, entre otras, confirmar y verificar las
firmas de documentos legales, como escrituras y contratos. Utilizando la tecnología blockchain,
estos documentos se pueden preservar digitalmente como parte de un libro de contabilidad digital,
e implementarse a los documentos “marcas de tiempo” y “huellas” (Blocknotary) para archivos
multimedia, eliminando así la necesidad del sello de goma y simplificando el trámite, en la medida
que puede realizarse en línea.
d) Cadena de custodia procesos penales: La cadena de custodia es un concepto legal importante
que documenta lo que sucede con la evidencia en un caso criminal. El desafío es que si la cadena
de custodia no se preserva por completo, sin importar cuán relevante sea la prueba para el juicio,
el abogado defensor presentará una moción para que se repriman las pruebas, lo que puede
debilitar severamente el caso de la acusación. Si bien la cadena de custodia es un tema bastante
difícil cuando se trata de evidencia física, puede ser incluso más complicado cuando se trata de
evidencia digital, como un archivo que se encuentra en un disco duro o un dispositivo conectado en
un registro de red Wi-Fi.
La tecnología blockchain es ideal para aplicaciones en la cadena de custodia, particularmente para
los archivos digitales más desafiantes. Aquí, la tecnología de blockchain se puede aplicar no solo
para rastrear la custodia de los documentos, sino también para almacenar los documentos. A
través del libro de contabilidad digital, hay un registro permanente de la cadena de custodia, con la
evidencia preservada digitalmente, por lo que no se arroja ninguna evidencia. Esto también elimina
la necesidad de un testimonio sobre la preservación de la cadena de custodia, otro ahorro de
tiempo.
Los anteriores son pocos ejemplos de los beneficios de la aplicación de la tecnología Blockchain al
Derecho. En muchos países como Estados Unidos, India, Singapur se están implementando este
tipo de herramientas. Esperemos que el nuevo gobierno, en su apuesta por la eficiencia y
optimización de trámites y procesos, considere la aplicación de la tecnología Blockchain.