¿Qué nuevas oportunidades existirán para los abogados del futuro? ¿Qué nuevos servicios legales surgirán y en cuales los abogados estarán en una posición única para ofrecer? ¿Para qué estamos educando y capacitando las nuevas generaciones de abogados?


Estas preguntas, a grandes rasgos, reúnen temas centrales referentes a las necesidades de losclientes: (i) la necesidad de consumir servicios legales de manera diferente; (ii) la importancia de abogados independientes; (iii) y la necesidad de los distintos grupos de interés en mostrar flexibilidad y permitir que la profesión legal se adapte al futuro.La profesión legal del mañana se verá radicalmente diferente a la de hoy.


Para trabajo socialmente significativo, de alto valor, complejo, o para el trabajo donde la interacción interpersonal es vital, seguirá siendo una necesidad que los asesores jurídicos expertos sirvan clientes de la forma tradicional. Sin embargo, los nuevos métodos para el aprovechamiento del trabajo legal, a menudo basadas en tecnologías de la información, probablemente reduzcan la frecuencia con la que se requerirá el asesoramiento tradicional. Del mismo modo, incluso en la mayoría de los casos complejos, los clientes están esperando que los abogados hagan un mejor uso de procesos y herramientas de estandarización para prestar los servicios.


También anticipamos la aparición de nuevas áreas de práctica en Canadá. El resurgimiento de tradiciones legales Indígenas y el mejor entendimiento de Canadá como una nación conMultiplicidad étnica, puede requerir que los abogados re-conceptualicen el derecho completamente, y que onsideren las múltiples formas en los que los regímenes legales Indígenas Ycanadiense puedan ser enriquecidos mutuamente además de ser armonizados.


De nuestros casos de estudio y la creciente literatura sobre el futuro de la profesión legal, escritos entre otros, por Richard Susskind, Jordan Furlong, y Mitch Kowalski, el surgimiento de nuevas disciplinas jurídicas es evidente. Estas pueden ser distintas a las formas en las que actualmente trabajan los abogados en el día a día y serán disciplinas para las cuales va a haber mucha demanda en el mercado. Fundamentalmente, estas nuevasdisciplinas darán lugar a los servicios que sólo pueden ser prestados por personas con un profundo conocimiento legal, además de experiencia.

Nuevos puestos de trabajo ya están surgiendo en la intersección de la ley y la tecnología. En el futuro, las siguientes descripciones de trabajo descripciones serán cada vez más comunes:

Ingenieros de Conocimiento: Construyen sistemas de asesoría legal y construcción de documentos en línea. Además, organizan e insertan conocimiento legal en esos sistemas;

  • Analista de Procesos Legales: Desarrollan la arquitectura dentro de firmas u organizaciones bajo la cual el trabajo legal complejo es desagregado y contratado a través de distintos proveedores.
  • Gerentes de Sistemas Legales de Soporte: Desarrolla y provee herramientas a los clientes que les permite desarrollar su trabajo legal, por ejemplo, sistemas de flujo de trabajo, sistemas de gestión documental, e intranets para departamentos jurídicos empresariales;
  • Gestor de Proyectos Legales: Traen la disciplina de gestión de royectos a los procesos legales de litigios y transacciones empresariales.
  • Solución de Disputas en Línea: Crea nuevos roles para los abogados como e-árbitros, e-mediadores, e-litigantes y e-neutrales
  • Gestores del Riesgo Legal: Provee nuevas herramientas, técnicas y sistemas para identificar, cuantificar, monitorear, cubrir y reducir los riesgos legales de los clientes.
  • Oficiales de Cumplimiento: Asesora en el cumplimiento regulatorio de industrias sujetas a regulación compleja.
  • Consultores en Gerencia Legal: Ofrecen consultoría sobre la estrategia y la operación de grandes departamentos legales. No estamos sugiriendo que todas estas disciplinas van a sobresalir. En vez, creemos que estos roles demuestran el valor agregado que personas con educación legal pueden brindar a una sociedad en la cual la información está disponible fácilmente, en formato digital, o pueda convertirse en un producto de bajo costo. Estas disciplinas sobresaldrán en la medida en que la profesión legal esté adecuadamente entrenada y sea lo suficientemente innovadora para desarrollar nuevas y mejores formas de prestar servicios a los clientes.